«Fue horroroso, el petardo me cayó a un palmo de los pies». ABC de Sevilla. 8 de Octubre.


ANDALUCÍA / ENFRENTAMIENTO SINDICAL

«Fue horroroso, el petardo me cayó a un palmo de los pies»

Un artefacto fue lanzado contra un grupo de afiliadas de CSIF en la manifestación del domingo, sindicato que culpa a CC.OO. y a UGT de la agresión

«Fue horroroso, el petardo me cayó a un palmo de los pies»

RAÚL DOBLADO La agredida en la manifestación

JOSÉ CEJUDO / SEVILLA

“Fue horroroso, parecía una bomba, y había compañeras que llevaron a sus bebés en los carritos”, ha asegurado este lunes en declaraciones a ABC Yolanda Salgado, afiliada al sindicato CSIF y una de las mujeres integrantes del grupo de la misma central sindical sobre las que el pasado domingo se lanzó un petardo que causó quemaduras y daños auditivos al menos a ocho personas, y de cuya autoría los afectados culpan a miembros de CC.OO. y de UGT. Los hechos ocurrieron el domingo durante la manifestación que recorrió las calles del centro de Sevilla, organizada por la Cumbre Social, de la que forman parte unas 150 entidades, para protestar por los recortes.

“Íbamos tranquilamente en la manifestación, y de pronto compañeros nuestros de CC.OO. y de UGT comenzaron a enfrentarse a nosotros y a tratarnos de una forma despectiva. Y sin venir a cuento nos lanzaronun petardo enorme, y a mí me cayó a un palmo de los piés”, comenta esta sindicalista, todavía conmocionada por lo ocurrido.

El grupo sobre el que se lanzó el petardo lo conformaban mayoritariamente mujeres, todas de CSIF. “Sufrimos desorientación, un ataque de nervios, nos quedamos aturdidos y momentáneamente sordos. También una compañera sufrió lesiones de quemaduras en las piernas y otras en las manos”. Y aún no se explica las razones: “Me parece algo inhumano”, enfatiza Yolanda Salgado. “Estamos luchando por los mismos derechos, se supune que estamos defendiendo las mismas cuestiones, y resulta que sufrimos un ataque. Eso, ante la percepción de la gente es incomprensible”.

Apunta esta afiliada de CSIF que los manifestantes de UGT y CC.OO. se mostraron cabreados porque el sindicato de funcionarios portaba una pancarta con la leyenda “Griñán y Valderas nos roban la cartera”, perteneciente a una protesta anterior, “porque el Gobierno andaluz también ha recortado derechos y retribuciones a los trabajadores públicos. Pero por lo visto -añade- nosotros no tenemos los mismos intereses que pueden tener CC.OO. y UGT, no nos querían allí y recibimos todo tipo de insultos”.

Mañana los afectados por la agresión interpondrán denuncias individuales, si bien no están identificados los autores del lanzamiento del petardo. “Sabemos con certeza que estaban situados detrás nuestra, eran de CC.OO. y de UGT, y especialmente de CC.OO. que son los que estaban justo después de nosotros. Y fue algo premeditado, porque cuando yo me giré y vi el humo, no había nadie cerca. Es decir, que se habían retirado para lanzar el artefacto. Fue muy fuerte, horroroso, parecía una bomba”.

Afirma que los más afectados fueron unas diez personas, “a las que nos impactó más”, cuando caminaban por la Avenida de la Constitución de Sevilla, a la altura del edificio de la Delegación de Hacienda. “Nos salimos de la manifestación, y entonces hubo compañeros que se enfrentaron unos con otros. Fuimos a un centro de salud y nos remitieron al hospital, donde a unos apreciaron heridas por quemaduras, no muy importantes gracias a la ropa, y a otros molestias auditivas”.

El sindocato CSIF, como organización, también tiene previsto presentar una denuncia por vía judicial. Según el presidente provincial de CSIF en Sevilla, Rosendo Martínez, ningún dirigente de UGT o de CC.OO. se ha dirigido a su organización para interesarse por lo sucedido y conocer el estado de los heridos.

«Fue una reacción salvaje»

El presidente provincial de CSIF en Sevilla, Rosendo Martínez, ha afirmado este lunes que el sindicato se siente «atacado», «la prueba es que hay ocho partes de lesiones. Quiero creer que son dos cretinos que andan por ahí sueltos y son los que han metido la pata». Martínez asegura que el sindicato CSIF estaba convocado, con CC.OO. y UGT, para compartir la cabecera en la manifestación. «Cuando llegamos los compañeros nos dijeron que allí no estábamos convocados y que nos fuéramos; y mi gente dijeron de manifestarse por nuestro lado, fuimos al coche entonces y cogimos la pancarta que teníamos (Griñán y Valderas, no nos roben la cartera)».

Respecto a los incidentes surgidos de dicho encuentro, Rosendo Martínez considera una «reacción salvaje» la de los miembros de CC.OO. y UGT. «Había allí quien gesticulaba como un orangután. La pancarta venía al caso porque para el año que viene ya tenemos suspendida parte de las pagas extras de verano y de diciembre». Según el presidente provincial de CSIF, están «esperando» una llamada de disculpas. «Hay que tomar medidas. Si tenemos conocimiento de un delito, hay que ponerlo en manos de la autoridad jurídica, y las fotos están ahí, así como los partes de lesiones. Se va a ir al juzgado. Estoy esperando una respuesta de mis compañeros autonómicos, pero estoy seguro que no va a haber inconveniente en que se haga».

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Manifestación, Prensa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s