Los diez retos de Susana Díaz. (7. Calmar a los funcionarios). ABC de Andalucía. 2 de Septiembre.


Andalucía / relevo en la junta

Los diez retos de Susana Díaz

manuel contrerasabcdesevilla / sevilla

Día 02/09/2013 – 07.32h

El futuro político de la futura presidenta andaluza dependerá de su pericia ante una serie de desafíos en el Gobierno y el PSOE

Los diez retos de Susana Díaz

Susana Díaz (jesús spínola)

En apenas una semana Susana Díaz Pacheco se convertirá en la quinta presidenta de la historia de la comunidad autónoma andaluza. Llega a la Presidencia de la Junta con la legislatura comenzada, sin haber ganado las elecciones y con un gobierno de coalición. Se trata, por tanto, de un mandato excepcional que genera grandes expectativas sobre el camino que pueda trazar la nueva presidenta al asumir su cargo. Su futuro político dependerá de, entre otras, una decena de prioridades que deberá resolver una vez que se instale en su despacho del palacio de Sa Telmo.

1. Renovar el equipo económico

La primera decisión de Susana Díaz tras tomar el cargo será designar su gobierno y una de sus claves erá la designación del equipo económico. Se da por hecho que la marcha de Griñán conllevará la de los consejeros Carmen Martínez Aguayo y probablemente de Antonio Ávila, lo que implica el desmembramiento del actual equipo económico. A diferencia de su antecesor, Susana Díaz, no tiene experiencia en la gestión económica, por lo que la designación del nuevo equip adquiere mayor relevancia. Su primer reto será configurar los presupuestos de 2014, que deberá consensuar con IU.

2. Recuperar la pax chavesiana

Es de esperar que Susana Díaz utilice la configuración del Gobierno para ganar apoyos en las provincias más refractarias al mandato de Griñán y aislar los grupúsculos críticos cobijados bajo el manto protector —es un decir— de Rubalcaba. Díaz tendrá como objetivo recuperar la pax chavesiana que vivió el PSOE andaluz. El control del partido pasará más pronto que tarde por hacerse con la secretaría general a través de un congreso extraordinario que fuentes socialistas dan por seguro antes del invierno.

3. Posicionarse en el PSOE

Más compleja puede ser su situación en el PSOE federal. Susana Díaz sí se posicionó con Carme Chacón en el congreso extraordinario de Sevilla, lo cual le señala como un personaje incómodo en Ferraz. La nueva presidenta andaluza deberá gestionar con delicadeza esta circunstancia. Ya ha garantizado a Rubalcaba que aceptará las primarias después de las elecciones europeas de 2014, el calendario que defiende Rubalcaba. La duda es si dentro de un año, Susana Díaz volverá a apoyar a Carme Chacón o si apostará por otro candidato.

4. Distanciarse del socio

La impresión en el agitado primer año de legislatura es que IUCA ha amortizado su presencia en el Gobierno mucho más que el PSOE. Los socialistas, siempre con un ojo en el escándalo de los ERE, apenas han tenido más iniciativa que presentar recursos contra el Ejecutivo de Rajoy, mientras que IUCA hacía bandera del descontento social y asumía el protagonismo con iniciativas arriesgadas como el decreto antidesahucios paralizado por los tribunales. Para evitar que el PSOE siga a rebufo de sus socios Susana Díaz tendrá que recuperar protagonismo en la gestión.

5. Componer su imagen

Para el gran público, Susana Díaz es hoy por hoy una desconocida. Y la minoría que la conoce tiene la imagen de una dirigente educada entre los fontaneros del partido y que ha desarrollado una precoz capacidad para escalar en la jeraquía interna gracias a una determinación inmisericorde. Poco a poco deberá ir forjando la imagen que quiera transmitir a los andaluces para ganar su confianza. Los asesores de la presidenta tienen ante sí la apasionante tarea de componer los trazos que desean para el personaje.

6. Gestionar los ERE

Susana Díaz va a ser presidenta, más allá de su valía personal, porque no estuvo en la administración que gestionó los ERE fraudulentos. En los próximos meses se desmarcará insistentemente de cualquier decisión adoptada en relación con los ERE, Invercaria o cualquier otro foco de corrupción, pero deberá evitar transmitir a los ciudadanos la imagen de una figura limpia colocada sobre una montaña de fango. Máxime cuando presumiblemente en los próximos meses la Junta y el PSOE va a recibir malas noticias, probablemente con la imputación de altos cargos políticos. Díaz deberá demostrar de alguna forma patente que su gobierno supone un punto y final en relación con las administraciones anteriores.

7. Calmar a los funcionarios

La nueva presidenta se encontrará con unos funcionarios en pie de guerra y una montaña de recursos judiciales sobre la reorganización de la función pública acordada por Griñán. Acabar con las concentraciones ante las consejerías y las camisetas naranjas por los pasillos será una tarea prioritaria, aunque el camino se antoja difícil sin desandar el sendero de enchufismo recorrido por su antecesor.

8. Patearse Andalucía

Susana Díaz adolece de un déficit de grado de conocimiento que se hace crónico fuera de Sevilla, por lo que deberá darse a conocer fuera de la capital. Una campaña de imagen en la que deberá sacudirse su etiqueta sevillana, tan incómoda en algunas provincias: puede preguntar a Zoido. Tendrá que buscar hueco en su agenda para dejarse ver con frecuencia por las capitales andaluzas.

9. Arreglar la RTVA

La televisión pública andaluza es una patata caliente que la presidenta deberá enfriar. Hay tres problemas: el riesgo real de colapso, porque la Junta no tiene dinero para mantenerla, la resistencia del personal laboral y la coyunturalidad en la dirección, cedida con urgencia de forma interina a Joaquín Durán tras la marcha de Pablo Carrasco. A nadie se le escapa que la RTVA es un pilar imprescindible para el Gobierno andaluz.

10. Ganar las elecciones

El último reto de Susana Díaz es el primero: ganar una selecciones. Lograr lo que no consiguió Griñán. Tras llegar a la Presidencia sin pasar por las urnas, Díaz necesita el refrendo de los votos para ganar respeto ante sus militantes y ante la sociedad andaluza. La evolución de la economía —una recuperación ostensible reforzaría al PP—, su valoración en las encuestas y la coyuntura interna de los partidos —incluido, desde luego, el suyo— determinarán el calendario electoral.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Prensa. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los diez retos de Susana Díaz. (7. Calmar a los funcionarios). ABC de Andalucía. 2 de Septiembre.

  1. cupascas dijo:

    Esta señora, supongo que estará a favor de la monarquía y nunca de un sistema de gobierno republicano, pues al igual que el Principe Felipe de Borbón, tan solo se ha preparado dentro del sistema politico al que ha pertenecido desde su infancia buscando el mismo objetivo de poder.

  2. cs dijo:

    Sra Díaz.Veo difícil que usted con su política pueda calmar a los empleados públicos pero
    no importa nos veremos en las urnas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s