Los sindicatos profesionales e independientes de Andalucía integrados en FASPI piden a la Junta que recorte los 3.200 millones de la administración paralela. SMA Almería. 5 de Diciembre.


Los sindicatos profesionales e independientes de Andalucía integrados en FASPI piden a la Junta que recorte los 3.200 millones de la administración paralela

Jue, 05/12/2013 – 13:27

Los Sindicatos profesionales e independientes de Sanidad, Educación y Administración General, en representación de la gran mayoría de empleados públicos de Almería, celebraron el pasado miércoles una rueda de prensa en la sede almeriense de SAF para analizar los recortes acordados por el Gobierno andaluz para 2014 y en qué medida afectarán a los servicios públicos; en dicha comparencia ante los medios, advierten de que con los nuevos recortes previstos para 2014 el Gobierno andaluz maltrata y discrimina a 27.000 funcionarios en Almería y a miles de ciudadanos para favorecer “el enchufismo” y cuestionan las previsiones del Plan de Reequilibrio del Déficit hasta 2013 que preveía ahorrar 142 millones en las nóminas de los funcionarios, aunque la rebaja ha superado los 249. Los funcionarios denuncian que “esta reducción tan abismal que nos están haciendo en nuestros sueldos no se ve reflejado en una reducción de parados” como se les dijo y aseguran que a la Junta “no le interesa tener funcionarios profesionales e independientes que se deban a la ley”, y culpan a políticos y patronal del “saqueo del dinero público”.

              Miembros del Sindicato Andaluz de Funcionarios-SAF, del Sindicato Médico Andaluz en Almería-SMA, y de la Asociación de Profesores de Instituto de Andalucía-APIA, integrados en la Federación Andaluza de Sindicatos Profesionales Independientes de Andalucía-FASPI, han acusado esta mañana al gobierno bipartito de la Junta de discriminar salarialmente a los funcionarios públicos (27.000 en Almería) y de maltratar a miles de ciudadanos a los que sirven con los recortes “abismales y bárbaros” de sus salarios, mientras favorecen el “enchufismo” y “la estructura clientelar” de la administración paralela cuyo coste han cifrado en 3.200 millones de euros.

              Los sindicatos, durante una rueda de prensa celebrada en la sede del SAF en Almería, han cuestionado las previsiones del Plan de Reequilibrio del Déficit elaborado por la Junta para el periodo 2010-2013 que preveía recortes en salarios y derechos de los funcionarios andaluces por valor de 142 millones de euros, una cifra que se ha situado por encima de los 249 millones, por lo que han mostrado su incertidumbre respecto a dónde han ido a parar los algo más de 106 millones de euros de diferencia que han dejado de recibir profesores, enfermeros, médicos, jueces y otros trabajadores de la Administración andaluza, y que tampoco se han destinado a la contratación de nuevos profesionales para cubrir bajas, “que no son sustituidas y las cargas de trabajo en todos los sectores se multiplican y eso va en perjuicio de la calidad que tenemos que dar a los ciudadanos”.

              El presidente regional y provincial del SAF, José Manuel Mateo, ha asegurado que los funcionarios, a raíz del borrador de presupuestos para 2014 que se presentó en noviembre en el Parlamento andaluz, “nos hemos quedado estupefactos porque verdaderamente el gobierno bipartito de la Junta no quiere funcionarios de carrera ni interinos en las filas de la Administración pública y es una realidad habida cuenta de que para los ciudadanos de Andalucía no existe ninguna oferta de empleo público”.

              Mateo ha lamentado en ese sentido que “cualquier andaluz que quiera acceder a un puesto público no hay oferta, pero sí está abierta para el personal indefinido, es decir a todos los afectados de la ‘ley del enchufismo’ y esto es una discriminación no sólo a los funcionarios sino a los propios ciudadanos que ven cómo sectores que tienen cierta afinidad; la política familiar sindical van a tener contratos, mientras que el resto no van a tener ninguna oportunidad de acceder, no hay oferta y además los puestos que son susceptibles de ser ocupados no están dentro de la relación de puestos de trabajo”.

              El responsable del SAF ha criticado que la Junta siempre señale a los funcionarios como los culpables de la crisis económica; y ha dicho que los responsables del Gobierno andaluz, a la hora de confeccionar los presupuestos, “se podían haber fijado en otros capítulos del presupuesto que no sea el específico dirigido a la rebaja siempre del sueldo de los funcionarios, como si no hubiera otras partidas, hay unas cantidades de partidas dentro del presupuesto que son susceptibles de reducir sin tener que tocar los sueldos a los funcionarios”.

              Mateo ha apuntado que el propio Plan de Refinanciación y de Reequilibrio del Déficit que se estableció para 2010-2013 “estableció una rebaja de ciento cuarenta y pocos millones y solamente con la rebaja de las dos pagas que se le hacen a los funcionarios es del orden de 249 millones, sin contar lo que se ahorran con los complementos específicos que también han sido rebajados”.

              Los sindicatos de funcionarios consideran que “en la situación de falta de empleo, si nos reducen a nosotros, que eso se vea reflejado en que se ha rebajado el número de parados, pero eso no se ve reflejado. La rebaja del paro en Andalucía corresponde al sector privado, no a los funcionarios. Esta reducción tan abismal que están haciendo va a repercutir en la calidad de los servicios que vamos a ofrecer a la sociedad, luego es un perjuicio. Se puede achacar a que la Junta de Andalucía se escuda en que es el Estado el que ha sembrado la semilla de estos presupuestos; en ciertos aspectos ha marcado una línea básica, pero en lo referente a lo que está haciendo la Junta en sus competencias, eso es competencia de ellos no del Estado”

“No quieren funcionarios, quieren personas contratadas digitalmente”

              Por su parte, Nicasio Marín, presidente del SMA en Almería, ha alertado de que “ser funcionario en Andalucía es estar en riesgo de extinción, como antes ser maestro en España era sinónimo de pasar hambre, pues igual, esto pasa porque a la Administración andaluza no le interesa tener funcionarios profesionales independientes que se deben a una ley y sirven al Estado, lo que quieren es tener personas contratadas digitalmente en situación de menesterosidad y riesgo, fáciles, dóciles, manejables, a las que se les pueda imponer lo que ha ocurrido, y cuando digo lo que ha ocurrido, me refiero a este saqueo del dinero público andaluz que ha ido a fines distintos a los que se pensaba”, algo que, en su opinión, no hubiera ocurrido “con un procedimiento regulado del funcionario público que se debe a la ley y al Estado”.

              Marín ha denunciado que el saqueo del dinero público andaluz “se ha producido porque los procedimientos ‘ad hoc’ han sido ‘bypasseados’, se ha hecho un puente para conseguir agilidad administrativa, al contrario de la lentitud de paquidermo del funcionario independiente, en contra de todo eso se ha ido pensando que la idea iba calando en la sociedad, que tiene una garantía en el funcionario independiente porque es nombrado, no contratado”. Marín ha acusado a los responsables públicos “de haber cambiado las leyes para no cumplirlas y lo que han hecho es sortear, ‘bypassear’, al funcionario público para conseguir que la agilidad supuesta que se ganaba en este procedimiento de ‘bypass’ al final permitiera agilizar el procedimiento sin control ninguno y así no nos hemos dado cuenta de lo que estaba pasando”.

“Ahora va a ser verdad que ser maestro en España es pasar hambre”

              El presidente del Sindicato Médico Andaluz en Almería ha lamentado que “cómo es posible que en Andalucía se haya entrado a saco con recursos públicos escasos que ahora ya no se pueden dedicar ni a la salud ni a la educación; ahora va a ser verdad que ser maestro en España es pasar hambre, como en tiempos de Larra ser escritor era llorar, y esto es consecuencia de este ‘bypass’”. Dijo que hay muchos contratados digitales “que no tienen nombramiento, pero sin embargo utilizan funciones específicas de los funcionarios”. Para Marín “la corrupción no se ha concentrado en policías, médicos o docentes, donde se ha concentrado presuntamente ha sido en el poder, en los políticos, en alguna área sindical y en la patronal”, recalcando que “esta garantía del funcionario público es la que está en riesgo, y no sólo por la merma bárbara de los salarios, sobre todo en sanidad, sino porque se debilita la democracia y las garantías sociales”.

              Nicasio Marín ha agregado que “en nuestra Andalucía lamentablemente el dinero público llega para el clientelismo año tras año y se renueva incluso con noticias escandalosas para que el clientelismo esté bien engrasado, aquí llega el dinero para la grosería, pero no llega para la salud, la educación de nuestros hijos o para la justicia, para eso no llega, no sé si ha habido una lobotomía social, salvo que nuestro silencio sea compartido”.

“Somos los profesores que menos cobramos de España”

              El representante de APIA, Ignacio Domingo, ha indicado que los profesores andaluces “somos los que menos cobramos de España, nos parece mal que el de Murcia o el del País Vasco y es funcionario del Estado cobre más que nosotros, somos la única comunidad autónoma que nos reducen otra vez la extra en Navidad y en verano y creo que no es justo, y por qué el buenismo del bipartito en la Junta vuelve a reducirnos las nóminas. Esas pagas extras no es para hacer grandes viajes, no penséis que se hacen grandes cosas”. Domingo ha lamentado el aumento de la ratio de alumnos por profesor “y si tengo que dar clase con 40 alumnos y puedo tener 20 raquetas de bádminton, al resto de los alumnos es difícil hacer la práctica educativa con corrección, no es fácil llevar un proceso educativo coherente”.

              “Que se recorte allá donde se están haciendo los excesos”

              Finalmente, José Manuel Mateo ha propuesto que el Gobierno de la Junta acometa recortes “allá donde se están haciendo los excesos en la administración paralela; lo que está haciendo es quitar, usurpar el trabajo a los funcionarios para dárselo a las empresas públicas, consorcios, fundaciones y demás entes instrumentales que están costando a la Junta de Andalucía la nada despreciable cifra de 3.200 millones de euros, según el Informe de la Cámara de Cuentas, y esta misma Cámara le dice a la propia Junta que a veces es más económico dotar a toda la RPT de un servicio que sacar un concurso para dar servicio a los ciudadanos”.

Mateo ha apuntado en este sentido que “en el caso del sistema para registrar todo el historial administrativo de los funcionarios, costaba dotar a ese servicio de informática 450.000 euros y la Junta lo sacó a concurso como contrato menor y se gastaron 4,7 millones de euros, externalizado dos años; y al cabo de ese tiempo, lo adjudican por 3,25 millones; con esos casi 8 millones de euros habría para darle de comer a muchísimos andaluces con un puesto fijo en la Administración”.

Gabinete de Prensa

Federación Andaluza de Sindicatos Profesionales e Independientes

Almería 4 de Diciembre de 2013

Fuente: Sindicato Médico de Almería

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Difusión, Presentación. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los sindicatos profesionales e independientes de Andalucía integrados en FASPI piden a la Junta que recorte los 3.200 millones de la administración paralela. SMA Almería. 5 de Diciembre.

  1. cupascas dijo:

    ¡Sí!, ¡Sí!…y un mojón. Eso no se lo hacemos nosotros a nuestra GUARDIA PRETORIANA, ni de coña. ¿Es que sois gilipollas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s